Manga-Reseña: Saint Seiya: The Lost Canvas #25 (Numero Final)


“El siguiente articulo representa solo el punto de vista de su autor, y no refleja la opinión ni de esta página, ni de los demás colaboradores”

Existen momentos difíciles en la vida, pero casi ninguno tan difícil como decir adiós, y así es como por fin llega el último tomo de Lost Canvas, ese Spin-Off de Los Caballeros del Zodiaco que por 24 tomos nos ha mantenido al filo del asiento con las aventuras de Tenma, Sasha y Alone (sobretodo a los que después de ver el anime quisimos esperar a que salieran los nuevos episodios que nunca llegaron :( )

SPOILER ALERT: A partir de esta parte hablamos con spoilers sobre el tomo, así que si no lo has leído, y no quieres arruinarte la sorpresa, te recomiendo que vayas a leerlo y después regresar a leer nuestra reseña.

¿En qué nos quedamos en el tomo anterior? 
Si leyeron mi reseña anterior de Lost Canvas (y si no la leyeron aquí, les recuerdo), hablé sobre la mayoría del tomo 24, donde se libró "La batalla de los dioses" (mal chiste) entre Aspros de Geminis y Yōma de Mefistófeles, este último, además de ser el padre de Tenma, resultó que era la reencarnación de Kairos, el hermano menor de Chronos, el cual fue borrado de la historia por su hermano y desde entonces busca venganza creando una guerra entre humanos y dioses que destruya el olimpo. Al final de esta batalla, Kairos es sellado en el rosario de 108 cuentas y la ultima acción de Aspros antes de desaparecer es entregárselo a Athena, quien se dirigía a participar en la batalla final entre Tenma y Alone. También recordarán que les comenté que aún quedaban algunos capítulos en el tomo con el principio de la batalla final, pero prefería dejarlos para esta ultima reseña.

Pues la segunda mitad de tomo 24 y el tomo 25 efectivamente nos muestran la batalla final entre Tenma y Sasha contra Alone. La batalla comienza con Alone utilizando los típicos despliegues de poder que nos mostró durante todo el desarrollo de la historia, pero la cosa se pone interesante en el momento en que aparece la armadura de Hades (aquella que vimos al final de la Saga de Hades en el manga original) y Alone decide vestirla, además de usar la famosa espada que es experta en herir pegasos (Seiya who?). Y efectivamente Tenma es muy herido debido a los ataques que recibe de la espada, pero cuando encuentra el momento de contraatacar, es detenido por las almas de personas que quieren la supuesta "salvación" que Alone les ha prometido (almas que son representadas como los ángeles que aparecen volando en el lienzo perdido).

Me llama mucho la atención el razonamiento que utiliza Teshirogi en esta parte de la historia, el utilizar estos personajes para realizar una critica social escondida. No voy a negar que realmente si me impacto el razonamiento que muestra a través de Alone respecto a cómo las personas que sufren por la desigualdad social, enfermedades o hambre aceptan la muerte como salvación de sus condiciones, y aun mas me sorprendió cómo logra sincronizar el sentimiento del lector, con los sentimientos del protagonista, ya que Tenma queda impactado por esto y entra en una depresión que lo inhabilita. Si bien los demás personajes no logran sacarlo de esta condición, es la llegada de Yato, Yuzuriha y los demás caballeros (recuerden que Sasha los liberó del hechizo de petrificación en el tomo 23) la que marca la diferencia, ya que es el discurso de Yato el que logra devolver a Tenma a la batalla.

La batalla final entre Tenma y "Alone" termina cuando el caballero de pegaso logra por fin herir a la reencarnación de Hades atravesando literalmente su cuerpo con un golpe, y después de un intercambio de palabras y sentimientos, parecería que por fin la guerra santa llego a su final, pero la realidad es que este ultimo ataque de Tenma solo logró que por fin Hades terminara tomando el control del cuerpo de Alone al 100% (recuerden que fue gracias a Pandora que descubrimos que Alone siempre había estado en control y trataba de manipular el poder de Hades para lograr sus objetivos). Dohko y Shion, que son los únicos que no fueron tragados por la oscuridad generada por Hades, deciden atacar al rey del inframundo sin resultado, pero en ese momento Shion explica su plan de la victoria: utilizar las armaduras doradas, que guardan luz del sol, para realizar un ataque final sobre Hades, quien odia la luz. Después de un primer intento poco fructífero, es la aparición de los espíritus de los otros 10 caballeros dorados los que por fin logran "exorcizar" a Hades del cuerpo de Alone.

A partir de este momento, podría decirse que la guerra santa ya ha terminado, y la autora se dedica a cerrar todos los arcos de historia. Tenma, Sasha y Alone, deciden ir ellos tres solos al último templo del lienzo perdido, donde se encuentra el alma y la mayoría de la energía de Hades. Antes de partir, Athena nombra a Shion como nuevo patriarca, y a Dohko, le encarga la tarea de vigilar a los espectros y preparar todo para la siguiente guerra santa, por lo que le otorga el famoso "misopethamenos" (el poder que le permitió vivir hasta los eventos del manga original, ya que disminuyó su ritmo cardíaco, ademas que lo volvió un viejito morado XD), acto seguido, todos salvo los protagonistas son tele-transportados a la tierra. Al final como habían anunciado, efectivamente Tenma, Sasha y Alone, unidos por sus sentimientos llegan al último templo donde confrontan al alma de Hades y, a costa de sus vidas, lo envían a los campos eliseos, hasta la próxima guerra santa. Ya por último, se nos muestra qué fue de los demás personajes, como Pandora (quien abandona la caja que contiene a los dioses gemelos sellados y se propone a reconstruir su vida), Yato y Yuzuriha (quienes fueron tele-transportados a Yamir, pero por alguna razón perdieron sus cosmos) y claro, Dohko y Shion, quienes, además de enseñarnos aquella famosa imagen de ser "Los únicos dos sobrevivientes de la guerra santa anterior" que se nos mostró en la obra original, asumen sus responsabilidades inmediatamente y se despiden. Me agradó que se incluyera el epilogo donde se nos muestra a Dohko ya anciano, hablando con Mu de Aries, respecto a la aparición de Saori Kido y su "torneo galáctico". Al preguntar Mu si el "anciano maestro" creía que Saori era la verdadera Athena, Dohko solo se limita a responder que él cree que sí lo es, "Ya que ya tiene a pegaso a su lado".

La calidad de este ultimo tomo fue similar a la que se manejó en la mayoría de los tomos anteriores (Excepto por ese horrible tomo 22 donde las pastas fueron mas blandas de lo acostumbrado). Viéndolo en retrospectiva, me parece curioso recordar cuando Panini anunció la publicación de manga, las redes sociales explotaron de felicidad por parte de los fanáticos, pero también es curioso cómo también llegaron las criticas sobre la calidad del papel, la impresión. el grosor de las portadas y el empastado (nada más les falto criticar la historia y el dibujo también XD). Afortunadamente la mayoría de estos detalles se fueron corrigiendo sobre la marcha, aunque también hay que admitir que hay personas que nunca estarán conformes del todo con el producto final. Por mi parte agradezco que por fin pude tener en mis manos esta gran historia que me recordó cuando veía el anime original en la televisión, y por qué no, para que las nuevas generaciones puedan seguir con esta aventura, seria bueno que Panini se aventara a publicar el manga original de Saint Seiya.

Nos leemos en la próxima reseña.

P.D. Si les interesan también los cómics, sigan mis reseñas en la pagina de Comicorp: http://comicorp.blogspot.mx/

No hay comentarios.:

Con tecnología de Blogger.