Manga-Reseña: Tokyo Ghoul #1


“El siguiente articulo representa solo el punto de vista de su autor, y no refleja la opinión ni de esta página, ni de los demás colaboradores”

¡Aline F.D. de regreso con una nueva reseña! Llega el turno de Tokyo Ghoul. Este gran título salió a la venta en Marzo del presente año, y es de los mangas que más se esperaba su publicación por parte de la editorial Panini en la demografía seinen.

*ATENCIÓN: Este artículo contiene spoiler del primer tomo de Tokyo Ghoul, si no lo has leído y deseas continuar en esta reseña, es tu decisión* 

En este primer tomo nos introducen a la historia explicándonos brevemente qué son los llamados “Ghouls”, refiriéndose a ellos como monstruos que cazan y se alimentan de los humanos aunque tienen la misma apariencia. Ellos son conocidos y temidos por la población, por lo tanto existe una organización especial que, junto con la policía local, los extermina por ser una gran amenaza. Así que los “Ghouls” tienden a mezclarse entre los humanos y se pueden encontrar prácticamente en cualquier parte.

También nos presenta a nuestro protagonista Kaneki Ken, un estudiante universitario de 18 años común que pasa bastante tiempo leyendo novelas. Kaneki logra conseguir una cita con una linda chica que había estado observando en la cafetería que frecuenta. Ambos salen a comer y al final la acompaña a su casa, era peligroso andar sola por las calles de noche por los ataques de Ghouls que han reportado. Mientras caminan y conversan, se alejan hacia una zona donde no parece haber nadie cerca y, aprovechando la vulnerabilidad en ese momento de Kaneki, Rize lo abraza y repentinamente muerde su hombro, dejándolo pasmado.
Sus ojos se vuelven negros y unos extraños tentáculos brotan de su espalda (a esa parte se le conoce como Kagune), había sido engañado por un Ghoul.



Dominado por el pánico, Kaneki intenta escapar, pero le es imposible y su estómago es perforado por el Kagune de Rize, ella todavía juega un poco con él antes de matarlo, pero, después de estamparlo contra la pared de una construcción, desde lo alto unas vigas caen sobre Rize estrepitosamente, terminando con su vida.

Kaneki es llevado al hospital después de que unas personas avisaran a las autoridades al escuchar el desastre. Debido a su estado crítico y al darse cuenta de que compartían el mismo tipo de sangre, el doctor encargado trasplanta los órganos de la chica a Kaneki.
Como podemos ver el primer capítulo es muy interesante y cruel a la vez, lo cual me gusta mucho en un manga además de que logra engancharme en la historia. Ver la transformación del protagonista de una simple persona a lo que será un “monstruo” y no el típico papel de “súper héroe” es bastante interesante.



Al despertar después de la operación, Kaneki comienza a notar como su cuerpo ha cambiado, en especial su paladar, ya que toda la comida que le dan en el hospital le desagrada, incluso después de salir es incapaz de probar algún bocado. Hasta que, vagando por las calles, puede percibir el aroma de las personas, encontrándolo particularmente exquisito, a tal grado que huye hacia su casa tratando de controlarse. Desesperado, decide perforar su riñón con un cuchillo, para así conseguir otro trasplante y no tener más en su cuerpo el órgano de un ghoul, pero al golpearlo contra su estómago la cuchilla se dobla sin provocarle la más mínima herida.

Esa misma noche Kaneki visita la cafetería que antes frecuentaba, Anteiku, donde trabaja una mesera más joven que él llamada Touka. Antes había descubierto que ella también era un ghoul, por lo que fue a pedirle ayuda. Así que el jefe de Anteiku lo recibió y le entregó un paquete con comida para poder calmar su hambre, pero Kaneki seguía negándose a comer carne humana. 
Siguiendo sus instintos fue atraído por el olor a sangre en un callejón oscuro, encontrándose con un Ghoul devorando a una persona, pero pronto son interrumpidos por un tercero que, defendiendo su “territorio” para comer,  repentinamente degolla a dicho Ghoul. Kaneki es salvado por Touka evitando que también lo asesinen, pero aquel incidente le traería problemas después.

A pesar de todo nuestro protagonista intenta seguir con su rutina diaria y vuelve a asistir a sus clases en la universidad, reencontrándose con su mejor amigo Nagachika Hide, quien había estado muy preocupado por él desde que lo internaron en el hospital y por supuesto no sabía nada acerca de la transformación de Kaneki. Así que, intentando actuar con normalidad, en el campus se topa con el mismo Ghoul que intentó matarlo, descubriendo que es un senpai conocido de Hide, llamado Nishiki Nishio.
Kaneki y Hide, siendo engañados por Nishiki, terminan acompañándolo fuera de la universidad por algunos libros. No pasa mucho tiempo hasta que los conduce debajo de un puente solitario y deja inconsciente a Hide de un solo golpe, para después atacar a Kaneki. Mientras discuten este es incapaz de igualarlo en la batalla al principio, pero, motivado por el deseo de salvar a su amigo de ser devorado, Kaneki es capaz de liberar su Kagune y atacar a Nishiki.



En estos nueve capítulos podemos ver una trama larga y bien elaborada que a la vez es difícil de explicar. Es el manga en el cual he tardado más en escribir una reseña a pesar de que omití bastantes cosas, por lo tanto pueden disfrutar leyendo el primer tomo de Tokyo Ghoul y llevarse algunas sorpresas más.
¡Hasta la siguiente!

No hay comentarios.:

Con tecnología de Blogger.