07 mayo 2016

Manga-Reseña: I Am a Hero #3


Reseña del tercer volumen de este gran título con mucho más acción y drama que sin duda te va a encantar.

El volumen 2 terminó, dejándonos con la idea de que Hideo por fin va a hacer un acto heroico eliminando al zombi que estaba a punto de entrar al vagón donde él estaba.


Sin embargo, este posible acto no era nada más que otra de sus ilusiones, en realidad no había sacado su escopeta, simplemente se imaginó sosteniéndola; lo único real era el zombi intentando entrar a su vagón.

Hideo, al darse cuenta de esto, decide ignorar lo que está sucediendo, piensa que no tiene nada que ver con él. Se considera un personaje secundario.


Al poco tiempo, el zombi logra entrar y se abalanza hacia la persona más cercana, provocando pánico en el vagón e infectando a más personas que se encontraban ahí.

Un grupo de personas, incluyendo a Hideo, son acorraladas por los zombis, y el acto heroico que nuestro protagonista decide hacer es… Tirarse al suelo cubriéndose el cuello.

Puede parecer algo incompetente, pero para la suerte de Hideo, dio resultado y logra escapar de un horrible destino una vez más.


Por fin se detiene el tren y la estación es todo un caos lleno de personas corriendo por sus vidas, Hideo corre lo más que puede y logra entrar a un taxi, sin un destino específico. Se le suman otras tres personas, una pareja y un extranjero que se dirigen a un hospital. Al ver que Hideo está sangrando de la nariz, asumen que él también necesita atención médica; así fue como todos se van juntos en el mismo taxi.


El extranjero sugiere ir al hospital de una base militar a la que él pertenece, ofreciéndole atención médica a todos, pero en el camino el extranjero y la pareja empiezan a delirar, esto es una muy mala señal, significa que tarde o temprano se convertirán en zombis y empezarán a morder a todo lo que se encuentre a su alrededor. 

Al llegar a la base, el extranjero se baja primero para pedir ayuda, identificándose como parte de la base militar, pero esto es inútil ya que está infectado y no le permiten la entrada, a lo que los guardias de la base empiezan a disparar.

El conductor del taxi se ve obligado a acelerar y se aleja del lugar abandonando al extranjero, Hideo entonces le pide que se detenga para poder bajar, pero a sugerencia del taxista, decide no hacerlo al ver todo el caos que se genera alrededor de ellos. 


Al verse en esta situación, el conductor del taxi decide tomar la autopista con la intención de ir a un lugar seguro. En el camino la pareja que va con Hideo empieza a morderse entre ellos, el chofer le pide que se bajen del taxi y abre la puerta trasera, nuestro protagonista no tiene otra opción y los patea fuera del taxi antes de que lo muerdan.


Al poco tiempo otra persona infectada que venía conduciendo se impacta con el taxi, del cual, para nuestra sorpresa, el conductor estaba infectado e intenta morder a Hideo, pero nuestro héroe está a salvo por la división que se encontraba entre el asiento trasero y el del piloto.


Hideo logra salir del taxi antes de que este explote en llamas, se aleja del lugar y encuentra un refugio donde se pueda dar un respiro.


Después de haber dormido por ocho horas decide salir de donde se había quedado y se adentra al bosque ya que le parece más seguro que la ciudad, el miedo se apodera de Hideo y empieza a ver a los espectros imaginarios que lo atormentan, así que decide hacer nuevamente el ritual que había hecho al principio de la historia y espera a que pase la noche.


Al pasar la noche nuestro protagonista se regocija al haber sobrevivido. Después de un día tan largo y lleno de tensión, Hideo se da cuenta que todas sus pertenencias están acomodadas; confundido se va a orinar a un árbol, cuando escucha la voz de una mujer pidiéndole un pañuelo.

Al parecer esta mujer se llama Hiromi, ella ordenó las cosas y le hace saber a Hideo que está feliz de que este vivo.


Hiromi encontró a Hideo al adentrarse en el bosque porque sus amigas con las que se encontraba haciendo un viaje la retaron a ir sola por la noche.

Pensaba que Hideo se quería suicidar, así que se quedó con él toda la noche para que cuando despertara lo convenciera de no hacerlo.

Ambos se dirigen a un hospital para que atiendan a Hideo, pero en el transcurso Hiromi nota algo a la distancia, así que se dirige a ver qué es.

Al acercarse notan que es alguien que se había suicidado. Hiromi, desprevenida, no nota que el cuerpo que creían muerto se empieza a mover acercándose a ella.


Aquí acaba este volumen de I Am a Hero que sin duda no deja de sorprendernos con todo lo sucedido, sobre todo el protagonista que parece un imán de problemas y tiene mucha suerte al haber sobrevivido después de tanto.

En este volumen vemos a un Hideo que, aún después de todos estos acontecimientos, no logra superar sus miedos, los cuales no lo dejan seguir adelante, aunque es entendible. Después de todo, ¿quién podría mantenerse calmado cuando todo el mundo se está volviendo loco?
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

No hay comentarios.:

Publicar un comentario